Nuestra Familia, órgano de difusión de la Cooperativa Agrícola Ganadera Limitada de Puan, nació el 1 de julio de 1975 y no es casualidad que se haya iniciado en el mismo mes en que se celebra el Día Internacional de la Cooperación. Con su creación, sus iniciadores quisieron homenajear a este movimiento formador de mentes y creador de fraternidad.

Pero como dice el lema publicitario “UN PERIÓDICO COOPERATIVO AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD PUANENSE Y ZONAL”, su interés no se centra solo en aquello que hace al sistema cooperativo, sino que el mismo y desde un principio dio cabida en sus páginas a todo aquello que hace al quehacer de la localidad.

A tal punto llega esto que la presencia de Nuestra Familia –durante muchos años único medio gráfico de la localidad- permitió registrar hechos, acontecimientos y sucesos evitando que la fatal combinación del paso del tiempo y el olvido hicieran perder una parte de la historia de la comunidad, la cual es posible rastrear y rescatar en sus páginas.

Esta publicación se ha nutrido, a lo largo de todos estos años, del pensamiento de muchos de nuestros convecinos y, a la vez, intentó hacer saber puntos de vista e información que nos llega de otras publicaciones u organismos cuya veracidad nos consta.

Las personas que han aportado su preocupación y capacidad, y lo siguen haciendo en la actualidad para que este periódico llegue a sus lectores –muchos de los cuales son ex pobladores que residen en diferentes puntos del país- lo han hecho sabiendo que su participación quedaría muchas veces en el anonimato o podría generar disensos, pero siempre desde el respeto y la comprensión.

Anónima ha sido la labor de muchos funcionarios jerárquicos de la Cooperativa como así también de sus presidentes, quienes asumen el rol de Directores de Nuestra Familia, que en forma personal han intervenido y lo siguen haciendo en la elección y control de los temas que se publican mes a mes como en la corrección de los textos.

El escrito de apertura de la primera edición de esta hoja, que por entonces no pasaba de ser precisamente eso –una hoja- decía “…nos presentamos con humildad e imperfecciones, pero con el firme propósito de ser útiles al agro y al cooperativismo y que sea vínculo de unión entre todos –campo y pueblo- en esta patria chica que es Puan”.

En la actualidad hacer Nuestra Familia es una labor en la que intervienen varias personas, contribuyendo cada una con su aporte y cuyo fin último es que una vez por mes esté en las manos del lector.

Este cometido que se lleva adelante adaptándose a los cambios que la tecnología impone en forma constante, sin que por ello se deje de lado una cierta forma artesanal de trabajo, se lleva adelante cuidando la mayor cantidad posible de detalles y con una gran cuota de amor por lo que se hace.

En momentos en que la globalización apunta a un discurso único para el ser humano y, cuando la cultura audiovisual de la llamada civilización de la imagen parece imponer su formato, redoblamos nuestro esfuerzo por la letra escrita para que Nuestra Familia continué siendo capaz de reflejar nuestra pertenencia al lugar que habitamos o estamos ligados por el afecto.

 
 
 
Descarga la última edición haciendo
 
Ediciones anteriores